sábado, enero 12, 2013

Críticas "versión para móvil": Moonrise Kingdom


Voy a tratar de no extenderme en las críticas cinematográficas que salgan por aquí, ni ejercer el innoble arte del jordicostismo, puesto que este blog no va de eso (en cuanto sepa de qué va, yo les aviso, descuiden). Empiezo con la película más recientemente visionada por mis gafas: "Moonrise Kingdom". La niña bonita del gafapastismo oficial, Wes Anderson, ha dado a luz la que, dicen, es su película más accesible desde "Academia Rushmore".

Yo es que no puedo con Wes Anderson.

No, en serio, no puedo.

Eso no quiere decir que odie su cine, que me provoque repulsión o que me invadan impulsos de arrancarle los molares uno a uno con un abrelatas oxidado. El problema es mi absoluta incapacidad para integrarme, cual gota de lluvia a chubasquero, a ese universo particular andersoniano de personajes estólidos, costumbrismos esperpénticos y paletas de colores almodovarianos. No consigo que encajen con mi leve pero persistente miopía, y me sacan a patadas de sus filmes, a los que vuelvo a golpe de obligación cinéfila. Aún así, "Moonrise Kingdom" acabó dejándome un buen sabor de boca. Por la historia de amor absurdamente naif de los críos, por ese Edward Norton divertidísimo y alejado de su propio ego en favor de la causa común, por ese tito Bruce capaz de sacar a pasear la amarga serenidad de sus 57 tacos y demostrar de nuevo que es un pedazo de actor, porque dura lo que tiene que durar una comedia (hora y media de ritmo impecable, clack, clack, clack), y porque Anderson planifica y rueda COMO DIOS. La película está infestada de planos simétricos y de perspectiva frontal kubrickiana, es enfermizo. Ejemplo:


Ejemplo:


Ejemplo:


Ejemplo:



Y así hasta la náusea.



Y sí, Bill Murray está NARCOLÉPSICO PERDIDO en esta película.



Conclusión: si no tienes claro si te gusta Anderson o no, esta es tu última oportunidad. Yo dudo que vuelva a picar, aún no disgustándome esta "Moonrise Kingdom", lo cual evidencia que Wes Anderson y yo no estamos hechos el uno para el otro.

2 comentarios:

Luciano Sívori dijo...

¡Muy buena nota! Esta nueva historia de Wes Anderson tiene mucho corazón, humor y reflexiones. Me encantó.

Hay un par de escenas desopilantes donde literalmente me descostillé de risa.

Es una película rara, con situaciones que pueden parecer bizarras (y de hecho lo son) pero con una esencia muy humana. Bella, inocente y muy divertida.

Te invito a mi propia crítica de "Moonrise Kingdom" en mi página: http://on.fb.me/16LwCRy


También aprovecho a invitarte a que me sigas en mi página para más novedades de cine, entre otras cosas

https://www.facebook.com/sivoriluciano

¡Saludos!

marcbranches dijo...

Hola Luciano, bienvenido al piso. Está claro por la manera que hablas de la película que te gustó más que a mí, o que aceptas mejor a Wes Anderson que yo. Yo no he encontrado todavía las llaves de su universo. Saludos.